Es importante tomarnos unos minutos para pensar qué podemos aportar a nuestro emprendimiento, e inclusive, qué estamos dispuestos a poner a disposición (tiempo, dinero, ganas de aprender…)

Los proyectos que desarrollamos son SIEMPRE subjetivos, inclusive cuando pensamos que “nos pidieron hacerlo”, porque están impregnados de nuestros conocimientos, de nuestro criterio al momento de la toma de decisiones y, sobre todo, de nuestros talentos (cognitivos o no) para hacer crecer y “engordar” a esa idea que se está formando.

Para que un proyecto pueda desarrollarse con éxito y crecer, necesita de 3 personajes fundamentales dentro de sus creadores. Estos pueden estar concentrados en una sola persona o en varias, pero DEBEN ESTAR. Por eso, pregúntate qué tienes, qué tiene tu equipo y qué estás en capacidad de desarrollar o contratar en caso no puedas/quieras desarrollarlo.

Lo importante es entender que sin eso, el negocio no va pa’ lante. Al menos no con la estructura y calidad que perseguimos en #100diasemprendiendo.

¡Bienvenidos a la semana 2 del reto! Vamos sumando.


Selecciona tu moneda
USD Dólar de los Estados Unidos (US)
EUR Euro
×